Blog

29nov

Erradicación de la silicosis en Chile: Una tarea de todos

dust.bahrain
0 Comentarios 3145
VN:F [1.9.13_1145]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
Valorización

Es sabido que la sílice es el compuesto más abundante en la corteza de la tierra después del oxígeno: de ahí que las fuentes de exposición a este material sean tan numerosas y que se encuentre presente en diversas industrias como la minería, la construcción, el área textil, e incluso en sectores productivos de trabajadores independientes.

A pesar de la ardua labor que significa el terminar con la silicosis en Chile, la experiencia de países como Australia, Canadá y Finlandia ha demostrado que es posible disminuir significativamente la incidencia de esta enfermedad y, por qué no, incluso pensar en su erradicación.

Esto, a través de programas efectivos de prevención, bien organizados y que además incorporen de manera directa y participativa a todos los actores involucrados, es decir, organizaciones internacionales, médicos, empresas privadas, gobierno y trabajadores.

Asimismo, también cabe destacar la importancia de consolidar una mayor cultura preventiva en el país, por medio de la educación y el desarrollo de herramientas efectivas y motivadoras de control y capacitación constante.

La relevancia de este tema llevó a Chile a ratificar en 2007 el compromiso para conseguir primero la disminución, y luego la erradicación, de esta enfermedad para el año 2030. Esto, en el marco del Programa Global de Erradicación de Silicosis en el mundo, impulsado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Internacional del Trabajo (OIT). Fue así como nació PLANESI (Plan Nacional de Erradicación de la Silicosis), el que además de definir una estrategia país, identifica objetivos y metas que deben ser monitoreadas constantemente.

¿Pero cómo cumplir con esto si aún no tenemos una cultura preventiva arraigada? Poniendo foco en la educación y la coordinación de  todos los estamentos, de manera que los mensajes fluyan transversalmente entre todos ellos.

Además, lo anterior debe ser acompañado de acciones concretas, como por ejemplo, fortalecer y validar el trabajo que realizan los prevencionistas de riesgos, brindándoles mayor apoyo logístico y humano; sistemas de vigilancia de los ambientes de trabajo a través de mediciones sistemáticas y periódicas de los niveles de sílice; planes de difusión y capacitación sobre el riesgo de exposición a sílice para prevenir la ocurrencia de la enfermedad manteniendo a los trabajadores informados y, por último, programas de protección respiratoria, definiendo los procedimientos establecidos por la empresa para la selección, uso, mantención, limpieza y almacenamiento de estas herramientas.

 

 

Galería de Fotos

DEJA UN COMENTARIO

Debes Iniciar Sesión o Unirte al programa para comentar.

Patrocinan: Organización Panamerivana de la Salud - IST Especialistas en Prevención

© 3M 2014. Todos los Derechos Reservados